Nuestra Academia

Principios de la Educación


Los principios de la educación militar que se encuentra definidos en el “Reglamento Educación Militar”, son los basamentos fundamentales de carácter permanentes, que debe considerar el personal institucional en las acciones de planificación, programación administrativa, logística y curricular, gestión y desarrollo, certificación, evaluación y control de todos los procesos docentes y de capacitación. Estos principios son de aplicación general en las otras actividades del Sistema Educativo del Ejército, que desarrollen los organismos directivos y ejecutivos de la educación militar, con el objetivo de hacer más eficaz y eficiente los procesos que la componen. Todas las actividades de la preparación de la fuerza y del Sistema Educativo Institucional (SEI), se regirán por los siguientes principios:

Continua: a través de toda la carrera militar, ya que los cambios permanentes del entorno le exigen a la educación militar un continuo ajuste en los currículos y una permanente acción educativa sobre el personal institucional. También, será progresiva a través de procesos componentes subsidiarios, sistémicos y secuenciales, que integren en su plenitud el control de la gestión educativa.

Actualizada: con currículos en conformidad con la doctrina institucional, operacional y de combate, realistas, relevantes y rigurosos, de acuerdo con cargos por Tablas de Organización y Equipos (TOEs), Ocupaciones Militares Especializadas (OMEs), Tablas de Distribución (TDs) y sus respectivos mapas funcionales. Que incorpore las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TICs) y la simulación en los procesos educativos, considerando los recursos y los nuevos enfoques pedagógicos disponibles.

Sustentable: al estar incluido en los procesos estratégicos de largo plazo y anuales de presupuestos por programa presentados al escalón ministerial de la Defensa y Hacienda respectivamente; de esta manera, podrá tener los medios necesarios de acuerdo con los recursos institucionales disponibles para la preparación de la fuerza.

Integral: con el máximo de interrelación, armonía, coordinación e integración de los componentes sistémicos de docencia, capacitación, instrucción y entrenamiento, estando priorizada hacia los comandantes, combatientes y unidades de la fuerza terrestre, el eje de la defensa y la guerra.

Calidad: de excelencia académica en el funcionamiento coordinado e integrado de sus sistemas, con un control de la gestión educativa, que retroalimente continuamente los procesos de la educación militar hacia el mejoramiento y la innovación continua, combinando adecuadamente la docencia con la investigación y la extensión docente, destacando la importancia de la preparación y las competencias profesionales de los profesores de aula y del personal de apoyo docente.

Legal y doctrinaria: siendo equivalente y homologable a los fines y legalidad del Estado, basada en la reglamentación de las FAs, las disposiciones de funcionamiento, la doctrina operacional y de combate institucional, como asimismo interoperable en lo conjunto y lo combinado.

Inclusiva: al servicio de la formación, especialización, capacitación y perfeccionamiento de todos los integrantes de la Institución, orientada al interés y prioridades institucionales de la fuerza y su sustento. El alcance de sus efectos educativos debe ser global al interior de la Institución, conforme con el desarrollo, alistamiento y preparación de la fuerza.

Planificada: con una planificación centralizada de largo plazo y una ejecución descentralizada anual, como también previsora y flexible para que se anticipe a los cambios y las exigencias del entorno interno y externo.