Nuestra Academia

Reseña Historica


La Academia Politécnica Militar ha sido, desde sus inicios, una respuesta institucional a los desafíos tecnológicos de los tiempos, como parte de una trascendente reforma organizacional que en su concreción, abarcara prácticamente el primer tercio del siglo XX, período en el que la función militar se abre a la incorporación de una nueva doctrina y al influjo de los avances de la ciencia, que afectó considerablemente a los procesos de educación especializada.

En tal sentido, la Academia nació de la necesidad de proporcionar al Ejército de Chile, especialistas que dieran solución a los problemas de carácter técnico y científico que, como consecuencia del progreso y evolución experimentados en la época, ya eran una realidad y cuya manifestación y crecimiento, serían una constante.

La idea de su fundación encontró general aprobación en nuestro ambiente profesional, concretándose a través del Decreto Supremo N° 773 de 19 de marzo de 1926, bajo la Presidencia de la República de don Emiliano Figueroa L. y del Ministro de Guerra CRL. Carlos Ibáñez del Campo, creándose la Academia Técnica Militar, instituto que fue organizado bajo la Dirección de Material de Guerra, el 07 de julio de 1926. Su primer director fue el CRL. Juan Carlos Pérez Ruiz-Tagle y como subdirector se designó al TCL. Marcial Urrutia Urrutia, quienes se dieron a la tarea de redactar el Reglamento Orgánico y la elaboración del Plan y Programas de Estudios que debían regir la labor docente, contando con la invaluable asesoría del distinguido catedrático don Ricardo Pöenish.

El 15 de abril de 1927 la Academia Técnica Militar inicia sus labores docentes. En 1928 se acuerda el funcionamiento del primer curso de Oficiales que deberán asumir la responsabilidad del levantamiento de la Carta Militar del país, dándose término al año siguiente a la preparación de los Oficiales Geodestas -Topográficos. Más tarde, en abril de 1930, se inicia un nuevo curso de esta especialidad en el Instituto Geográfico Militar, en el cual se da nacimiento más tarde, a la Academia de Topografía y Geodesia, establecimiento que tuvo vida independiente por espacio de 17 años.

Ambas academias coexistieron hasta 1946, año en el cual se dispuso su fusión, con el objeto de evitar dispersión de esfuerzos y atendidas las circunstancias de que la preparación básica científica era común.

Con las firmas del Presidente de la República Don Gabriel González Videla y el Ministro de Defensa Nacional Don Manuel Bulnes Sanfuentes, se promulga el Decreto Supremo (G) Nº 331 del 04 de Marzo de 1947, que crea la Academia Politécnica Militar, con la misión de “seleccionar y preparar a los Oficiales de Armas destinados a abordar todos los problemas técnicos y científicos de su especialidad”. Esta Academia después de cuatro años de estudios, otorgaba el título de Ingeniero Politécnico con mención en Armamento y Motores, Química, Electrónica, Aeronáutica, Geografía y en Construcción.

A partir del año 1990 el Estado de Chile reconoce oficialmente a la Academia Politécnica Militar como institución de educación superior, a través de la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza (LOCE), lo que obliga a ampliar formalmente su espectro de actividades hacia la extensión y la investigación, creándose para tales efectos los respectivos departamentos de postgrados y Extensión y de Investigación y Desarrollo, con lo cual se accede tanto al otorgamiento de grados académicos como a la generación de conocimientos en materias científico tecnológicas de aplicación militar.

Por su parte, y en el mismo sentido, se han establecido convenios con universidades nacionales y extranjeras de reconocido prestigio, como la Ëcole Polytechnique de Francia, con la cual se mantiene el programa de investigación conjunta “Teoría, métodos numéricos, simulación computacional y validación experimental de las ecuaciones de Helmholtz para el estudio de la propagación de ondas electromagnéticas” y la Universidad Central de Florida, en la cual se han formado los especialistas institucionales en modelación y simulación.

Las experiencias obtenidas en el desempeño de sus egresados en el Ejército, así como la retroalimentación de sus procesos docentes, llevó a orientar el esfuerzo académico hacia una visión de sistemas, lo que implicó modificar las especialidades y menciones para el título de Ingeniero Politécnico Militar, quedando bajo el nombre genérico de Ingeniería en Sistemas de Armas con mención en mecánica, química y electrónica, Ingeniería en Sistemas con mención en Geoinformática y Comunicaciones e Ingeniería en Administración de Recursos de Defensa. La formación académica entregada en este plantel no se limita al ambiente netamente institucional, ya que a lo largo de su historia la ACAPOMIL ha recibido en sus aulas a oficiales de otras ramas de las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile; como también a Oficiales de las Fuerzas Armadas de países amigos, tales como las Repúblicas de Ecuador, Paraguay, Venezuela, Honduras, El Salvador y República Oriental del Uruguay.

La Carrera de Ingeniería Politécnica Militar, en todas sus especialidades y menciones, se encuentra reconocida por el Colegio de Ingenieros de Chile y acreditada por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) al contar con los requisitos exigidos por los mencionados organismos.

A partir del año 2002 la Academia Politécnica Militar, cambia sus dependencias a un nuevo y moderno edificio en la comuna de La Reina al Interior del Campo Militar General del GDE. René Scheneider Chereau.

En este nuevo entorno, el Instituto se encuentra enfocado hacia una nueva oferta académica, acorde a los escenarios actuales, aplicando como proceso formativo un currículo por competencia que permita satisfacer una demanda dinámica de ingenieros militares por medio de líneas de especialización en: Sistemas de Armas y Vehículos Militares, Tecnologías de Información y Comunicación e Ingeniería en Sistemas Logísticos.